Cómo afecta el mal descanso a la salud sexual

En los últimos tiempos, muchas personas padecen problemas relacionados con dos necesidades fisiológicas que se complementan la una a la otra a través del funcionamiento hormonal del cuerpo: dormir y tener sexo. 

Hay estudios que demuestran que dormir las horas necesarias favorece la actividad sexual. Mientras que tener sexo aumenta las probabilidades de dormir profundamente.

Son dos hábitos que se retroalimentan positivamente.  

Sexo y descanso, ¿Cómo pueden influenciarse la una a la otra? 

Problemas cada vez más comunes como el insomnio, el sobre entrenamiento, el síndrome de piernas inquietas y la apnea de sueño pueden afectar al sistema hormonal. Esto puede provocar disminución de hormonas sexuales, menor deseo sexual y disfunción eréctil. Este comportamiento ocurre porque los trastornos del sueño causan alteraciones hormonales. 

Sex Driver

QUIERO VERLO

Por otro lado, las relaciones sexuales favorecen la higiene del sueño porque disminuyen el estrés y relajan y mejoran la vida en pareja, lo que se traduce en estabilidad emocional.

No dormir bien puede estar relacionado con el estrés, la ansiedad, las exigencias laborales y familiares, o que pasamos demasiado tiempo con las pantallas. La cantidad exacta de sueño que se necesita por noche varía de un individuo a otro, pero se estima que los adultos necesitan entre siete y nueve horas de promedio. Varios estudios han demostrado que dormimos mucho menos.

La ansiedad y la depresión, efectos secundarios del insomnio o la falta de sueño, causan disfunción sexual. Cuando el cuerpo se estresa, porque no puede dormir, el cerebro suprime la producción de hormonas sexuales como el estrógeno y la testosterona. 

En las mujeres, el embarazo, lactancia y la menopausia pueden causar trastornos del sueño. Esto reduce el interés por el sexo debido a la fatiga, el estrés o la depresión. Y no todo es biológico, la falta de sueño afecta la vida sexual de las personas sencillamente porque están cansadas.

Pero otro lado, hay investigaciones que han demostrado que el sexo antes de acostarse puede ayudar a mejorar la calidad del sueño gracias a las endorfinas liberadas, que sirven para aliviar la ansiedad e incitan la relajación. El sexo libera la oxitocina u 'hormona del amor', que actúa como sedante a la hora de conciliar el sueño.

¿Cómo mejorar el sueño y el sexo?

  1. Cambia tus hábitos de sueño según los ritmos circadianos. Si no estás durmiendo 7-8 horas por la noche, comienza a hacerlo. 
  2. Si te despiertas cansada/o por la mañana es importante que te concentres en las rutinas que durante el día afectan directamente el sueño. Por ejemplo: Tomar demasiados estimulantes afecta le sueño nocturno y hace que necesites mas de éstos al día síguete. No exponerse a la luz solar, también afecta al sueño, como en trabajos de turno de noche. Si no te es posible por motivos laborales podrías valorar la suplementación. 
  3.  Asegúrate de limitar la ingesta nocturna de cafeína del café, la teína del té, la teobromina del cacao, u otros estimulantes.
  4.  Procura hacer al menos 30-60 minutos de ejercicio moderado cada día para ayudar a tu cuerpo a conciliar el sueño de forma natural.
  5.  Dejar las pantallas (TV, PC, y el móvil) a un lado, ya que la luz artificial afecta al descanso. Si te quieres entretener antes de dormir para conciliar el sueño y te es posible, prioriza el sexo a mirar las RRSS. El sexo o simplemente los orgasmos antes de acostarte te ayudarán a dormir mejor, lo que a su vez puede mejorar aún más tu vida sexual. Antes que exponerse a pantallas, es mejor opción el habito de leer un libro con luz tenue.
Chill Mood

QUIERO VERLO

El mal descanso y la falta de sueño afecta a casi todos los aspectos de la salud y el bienestar general de una persona, y la salud sexual no es una excepción. Un estudio de realizado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan en 2015 concluyo que cuanto más se dormía más deseo sexual se tenía. 

Ahora ya lo sabes, ponte manos a la obra para mejorar tu estilo de vida, la higiene de sueño y tu sexualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *